Cartagena – Colombia

INSCRIBIRSE Y PAGAR / SUBSCRIBE AND PAY

Medicina Ortomolecular: Curando lo incurable


La vitamina C se ha conocido por curar, desde hace más de 50 años, 30 de las principales enfermedades en el mundo. Pero ¿Es realmente efectiva? ¿Cómo aplicarla correctamente? ¿Cuáles son sus beneficios?

El termino Medicina Ortomolecular fue creado por el doctor Linus Pauling, uno de los pocos premio nobel de Química, el cual obtuvo, principalmente, por estudios con la Vitamina C donde propuso la ingesta de dosis altas de vitamina C para la mejoría de múltiples patologías, en especial para las enfermedades infecciosas, el cáncer y el envejecimiento. Gran parte del conocimiento que tenemos en esta área se basó también en los estudios del doctor Frederick Klenner, quien fue el primer médico en utilizar agresivamente la vitamina C para curar enfermedades a principios de 1940. Él se pasó cuarenta años utilizando el tratamiento para combatir diferentes enfermedades graves como la neumonía, el herpes, la mononucleosis, la hepatitis, la esclerosis múltiple, determinadas dolencias infantiles, algunos cánceres, la fiebre y encefalitis.

¿El resultado? El Dr. Klenner destacó que las pequeñas cantidades no funcionan. Él dijo: “Si quieres resultados, utilice el ácido ascórbico adecuadamente (vitamina C).

El doctor Linus Pauling luego de ganar el nobel creó una escuela Ortomolecular, en donde él recomendaba dosis de Vitamina C para cuidar la salud, muy distinta a la que indica la medicina tradicional. Por ejemplo, si la dosis diaria de Vitamina C es de 30 a 50 miligramos, el doctor Linus Pauling recomendaba Megadosis de Vitamina C de 1 a 5 gramos por día.

El tratamiento se inicia por un diagnóstico que tiene que ser realizado por el nutriólogo ortomolecular. En él se analiza la historia familiar, los hábitos alimenticios, las rutinas físicas, para finalmente descubrir la situación bioquímica y deficiencia del paciente.

 

Beneficios de la medicina ortomolecular:

La Vitamina C tiene la propiedad de prevenir el daño que causan los radicales libres en el cuerpo, al ser un excelente tratamiento antioxidante, con esto, logra disminuir la velocidad del envejecimiento mientras contribuye en la prevención de enfermedades del corazón y otras condiciones de salud.

 

Mitos de la medicina ortomolecular:

Los principales expertos en el tema aseguran que las megadosis no resultan toxicas y mucho menos son adictivas; esto debido a su procedencia natural que contrasta con la de los fármacos.

Si quieres conocer más acerca del protocolo de Vitamina C, asiste al 4to Simposio Clínico de Vitamina C y enfermedades crónicas, donde aprenderás técnicas de grandes conocedores sobre la medicina ortomolecular y el uso de la megadosis de Vitamina C.